Compromiso mundial sobre el uso racional (responsable) de las biotecnologías

PROPUESTA de MARCELO PALACIOS

Presidente del Comité Científico de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI)

GIJÓN, España



Las personas, jóvenes y/o adultas, de cualquier actividad o profesión, instituciones o entidades, científicas o no que deseen apoyar esta propuesta, pueden hacerlo a través de esta página web, en la que iremos dando a conocer diariamente las adhesiones recibidas.



«Considerando la deriva de algunos avances científicos y sus posibles o ya reales aplicaciones en el ser humano, desde hace más de 20 años vengo proponiendo un Acuerdo mundial sobre el uso racional (responsable) de las biotecnologías (ver enlace)

La utilización de determinadas biotecnologías, algunas emergentes, especialmente  en medicina y en relación al medio ambiente y los ecosistemas, tales como la bioingeniería, la biología sintética, los alimentos modificados genéticamente, la  farmacogenómica,  el trasplante de órganos, el uso de medicamentos, la clonación (animal, humana, interespecífica, terapéutica), la reprogramación celular incluyendo la de gametos (óvulos y espermatozoides) con fines reproductores, la nanotecnología en la clínica o la edición de genes (CRISPR/Cas9), hace indispensable la exigencia de información fiable de la sociedad de esas actividades científicas sensibles y sus resultados en humanos (y animales de experimentación), del debate público sobre las mismas,  de un registro mundial (y nacionales) de acceso general, de la valoración de los riesgos y beneficios, considerando el principio de precaución, sin apriorismos por intereses diversos (científicos, industriales, comerciales, individuales, grupales, nacionales), y del control científico, social y político precisos para garantizar  que sean seguras,  eficaces  y éticamente aceptables, requisitos  que en ocasiones no se cumplen pese a lo establecido en documentos internacionales -las  Declaraciones Universales de la UNESCO Sobre el genoma y los derechos humanos (1997), Sobre la ciencia y el uso del saber científico (1999) o Sobre Bioética y Derechos Humanos (2005), la Declaración de la ONU  sobre clonación   (2005),   la Convención del Consejo de Europa sobre los Derechos Humanos y la Biomedicina o Convención de Asturias (1997),  la Carta  de los derechos fundamentales de la Unión  Europea  o Tratado de Niza,  en vigor desde 2003, entre otros, y en las normas nacionales-, así como en Informes de la OMS y UNICEF – y nos encontramos ante hechos consumados indeseados.

La ciencia y la tecnología surgen de la sociedad y a ella deben revertir correctamente.

Dicho Acuerdo internacional sobre el uso racional (responsable) de las biotecnologías supondría poner en valor los contenidos de los documentos internacionales antes citados, y en su caso las normas nacionales, y evitar  sus  incumplimientos.  Se plantea como una reflexión conjunta y  objetiva sobre los conocimientos biotecnológicos y sus aplicaciones, y  una toma de consciencia o COMPROMISO MUNDIAL sobre sus perímetros de aceptación general en el presente y en previsión de futuro».

Sobre ese COMPROMISO MUNDIAL tratará el XI Congreso Mundial de Bioética de la SIBI a celebrar en GIJÓN (España) los días 15, 16 y 17 de Junio de 2020,  con traducción simultánea español-inglés.

Gijón (España), febrero 2019

Traducción automática de Google a otros idiomas